LOS DEMÁS ME HACEN SUFRIR

Se crea la cultura de víctima, de tal manera, el ser humano forja una coraza para que no le hagan daño quienes lo rodean.

Ejemplo, Las discrepancias entre la pareja, hacen que el individuo se sienta culpable, la decisión de abandonar la relación por el sufrimiento del otro.

Además, el sentimiento de culpa genera agresividad y el individuo vive a la defensiva, se perturba con facilidad y busca controlar toda situación de correlación.

PERSONAS ESPEJO

Seres perturbados por odio y rencor,  reconocen que posee todos los defectos y carencias en la otra persona por su similitud.

EL EGOISMO

Sentimiento que se alberga en el ser humano, sin embargo, con dificultad lo reconoce. Busca descalificar a los demás endilgándoles ser egoístas.

Se convence que en él no pernocta ese sentir.  Por lo tanto, el egocentrismo, no permite que el individuo identifique que el egoísta es él.

Por lo regular, una buena práctica es interiorizar al ser consigo mismo. Depende solo del lente con el que se avizore cada situación.

El fútbol es un deporte que divide emociones, pero quien hace que el partido se vea en diferentes conceptos y distintas reacciones son los espectadores.

Se debe gozar de sabiduría para liberarse, empoderarse y confrontarse con la verdad de su interior y las actuaciones de quienes lo rodean.

RESPONSABILIDAD ADQUIRIDA

Cuando se adquieren responsabilidades, hay que disponerse para sortear cualquier situación que de estas se deriven. 

Cuando se adopta una mascota, ser consciente de la obligación que esto genera. El adiestramiento, cuidado corporal, médico, alimentario y demás tareas que esto demanda.

De manera que cuando se ejerzan las obligaciones contraídas, no sea una carga que llegó por accidente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *